Receta de cupcakes de chocolate y avellanas

Hola. Me llamo Jorge y soy adicto… adicto al dulce. Reconozco que es mi perdición, me encantan especialmente los cupcakes, muffins, brownies y similares. Tengo que controlar mis impulsos si no quiero acabar diabético perdido.

Hoy me apetece publicar una receta de cupcakes, una de tantas que Asun suele preparar de tanto en tanto (de demasiado en demasiado diría), pero esta es mi favorita sin duda, el sabor de estos cupcakes es muy original y nada habitual.

Por cierto, esta entrada está pensada para aquellos que NO son unos «cocinillas», por lo que me voy a explayar en la explicación de cada punto. No va a ser la típica receta telegrafiada que los profanos como yo no entendemos y/o nos surgen multitud de dudas. Dicho queda.

Receta de cupcakes de chocolate y avellana (más o menos 24 unidades)

Ingredientes para los cupcakes:

– 1 bandeja para horno de 12 unidades

– 24 moldes de papel para cupcakes o magdalenas

– 1 huevo

– 280 g de harina para bizcochos (la que ya lleva levadura)

– 2 cucharaditas de levadura en polvo y media de bicarbonato sódico, SOLO en caso de que la harina sea normal y no para bizcochos

– 100 ml de leche entera o semidesnatada a temperatura ambiente

– 150 g de azúcar moreno

– 125 g de mantequilla, que no esté fría (es aconsejable sacarla de la nevera 30 minutitos antes)

– 80 g de avellanas picadas (que no en polvo)

– 50 g de chocolate negro para postres, picado

– 2 cucharadas de cacao en polvo (Cola Cao o similar), opcional si queremos darle más sabor

ingredientes

Ingredientes para la masa de los cupcakes

Ingredientes para la buttercream:

– 250 g de mantequilla sin sal, que no esté fría (importante, tiene que ser sin sal)

– 300 g de azúcar glas

Colorante alimentario al gusto (opcional)

– 1 manga pastelera, y la boquilla correspondiente

¡Al turrón!

En un bol grande mezclamos con una batidora (si es de varillas mejor): el azúcar moreno, la mantequilla, y el huevo. Para que los ingredientes se mezclen de forma homogénea echaremos poca cantidad de cada uno, y a medida que se vayan mezclando añadiremos más cantidad. Una vez esté todo bien batido, introducimos el resto de ingredientes: la harina, la leche, el chocolate picado y las avellanas picadas; de la misma forma, por partes. Todo debe quedar bien mezclado hasta que quede una masa bastante espesa, más de lo que suele ser la de un bizcocho, por ejemplo.

masa

Evolución de la masa (no, esto no es un blog de ciencia)

 Con una cuchara vamos cogiendo la mezcla del bol y colocándola en los moldes de papel, que previamente los habremos puesto en la bandeja. Hay que rellenar los moldes hasta la mitad aproximadamente, fijaos en la foto para tener una referencia. Esto es porque no nos interesa que crezcan mucho ya que al final haremos la buttercream para decorar. Si no tenéis pensado hacerla, podéis rellenarlos más (a costa de que salgan menos cupcakes).

Precalentamos el horno a 180º C, por arriba y por abajo, y metemos la bandeja de cupcakes a media altura, el tiempo de horneado es de 20 min. Si tenéis una bandeja de 12 unidades como nosotros, os dará para dos hornadas.

horneando

Antes y después del horneado

¡Y ya están los cupcakes! Dejadlos enfriar antes de hincarle el diente o decorar con la buttercream.

Ahora, a por la buttercream

En un bol vamos introduciendo los dos ingredientes principales: la mantequilla sin sal y el azúcar glas, y empezaremos a batir. Lo haremos como antes, introduciéndolos paulatinamente, a medida que se vaya mezclando añadiremos más mantequilla y azúcar.

Seguiremos batiendo unos 5 minutos a velocidad baja y veremos cómo, de repente, los grumos se transformarán en una textura muy suave y cremosa, en ese momento paramos de batir si queremos pintar la masa con el colorante alimentario (en caso contrario batimos un minuto más en velocidad alta y ya estará lista).

buttercream

Poco a poco los grumos cambian su textura hasta ser una crema

Normalmente el colorante alimentario suele ser un paquete con 3 o más botecitos de líquidos con colores súper intensos. Para hacer la mezcla de colores hay que poner una proporción de 2 o más colores (la carta de mezclas suele venir en el mismo paquete), procurad que no os toque la piel porque os la teñirá durante varios días. Hemos usado una pipeta para ser exactos con la cantidad de gotitas, recomendable pero no imprescindible.

colorante

Proceso de coloreado de la buttercream

El colorante se vierte directamente en la buttercream, seguiremos batiendo un poco más hasta que quede el nuevo color homogéneo. Si no nos convence el color podemos seguir experimentando con más gotitas.

Para acabar, la parte más chunga y pringosa: usar la manga pastelera. Montamos la punta y con una cuchara vamos introduciendo la buttercream en el interior de la manga hasta llenar la mitad aproximadamente. Cerramos la manga dándole unas vueltas con la mano para que al apretar no se nos derrame por arriba y presionamos para que salga por la punta. En las fotos os podéis hacer una idea de la cantidad a poner por cupcake.

manga pastelera

Como podéis apreciar, es difícil hacer rosas

¡Y ya está, ahora sí que sí! Hay que dejar que la buttercream se endurezca, un par de horillas o más, depende de la temperatura y humedad ambiente. En verano es más difícil conseguir que aguante por el alto calor y la humedad así que, es recomendable no hacerla si se dan estas condiciones.

Ya me contaréis si os habéis animado a probar esta receta, y si queréis enviarnos una foto a info@artaliquam.com la publicaremos en nuestro Facebook.

cupcake

Importante: un poquito de Photoshop para darle color no hace daño

email

Acerca de Jorge

Empecé en el mundillo de los dibujos animados, pero ante la precariedad de trabajo dejé mi pasión por el dibujo y me busque un trabajo-aburrido "de verdad". Más tarde, "gracias" a la crisis, mi vida dio un giro de 180º, abrí un eCommerce e intenté ganarme la vida vendiendo objetos artísticos. Pero la precariedad de salario era incompatible con mi hipoteca. Ahora, por suerte, vuelvo a tener un trabajo "de verdad", estoy contento y tranquilo, y puedo dedicarme a este blog de tanto en tanto.

Deja un comentario