Qué diferencia a este blog del resto

Hola a todos, nos gustaría presentarnos, somos Jorge y Asun, somos pareja, vivimos juntos y estamos detrás de la tienda online Art aliquam. Queremos darte la bienvenida a nuestro blog, mens aliquam.

Mens aliquam no pretende ser un blog serio y monotemático como la mayoría, pese a que eso le gusta a Google, aquí queremos hablar de todo un poco: igual os ponemos una receta de cocina, como que comentamos una peli, discutimos sobre el bosón de Higgs o publicamos la chorrada que se nos haya ocurrido una tarde de aburrimiento. De vez en cuando pondremos dibujos, chistes, montajes fotográficos, todo salpimentado de actualidad. Eso sí, todo en clave de humor, que la vida son dos días y hay que reírse todo lo que se pueda.

Además, como pareja que somos, pues claro, tenemos nuestras diferencias (me refiero a gustos y opiniones) y vamos a tratar de traspasarlas a este blog. Me explico: algunas de las entradas que publiquemos estarán escritas por los dos, expondremos nuestros puntos de vista como el yin y el yang, debatiremos, nos responderemos, etc. No tengo ni la menor idea cómo va a salir esto, igual acaba como el rosario de la Aurora, pero en todo caso sois bienvenidos a participar con vuestra colaboración y comentarios.

El proyecto de Art aliquam (tochazo a la vistaaa) no nació de una ilusión ni de un sueño, no es otra historia de autosuperación llena de dulzor y azúcar glas. Nuestro proyecto nació de la necesidad. Vivimos en una España sumergida en una crisis como nunca se ha visto, una crisis que dura demasiado. Yo (Jorge) me quedé sin empleo, pero era optimista, pensé que no me costaría mucho encontrar otro trabajo de lo mío, al fin y al cabo estábamos a mediados de 2012, con muchos años de crisis a la espalda y “esto” no podía durar mucho más. Eso pensamos muchos, ¿verdad? Y mirad cómo siguen las cosas.

Los currículums volaban pero las entrevistas no venían, y las pocas que hacía eran de trabajos precarios con salarios humillantes (ergo, trabajos de mierda). Hasta llegué a hablar con Asun de emigrar, y eso que ella (por suerte) sí tiene empleo.

Y entonces salió el tema de montar una tienda online en la que pudiésemos vender cosillas que yo diseñase, y aquí me gustaría hacer un inciso en esta aburrida historia para que entendáis el por qué. Hace años trabajaba haciendo dibujos animados y largometrajes de animación para TV, habitualmente para productoras extranjeras, pero a nivel nacional hicimos cosas como “Les tres bessones” (“Las tres mellizas” fuera de Cataluña). Además del dibujo tradicional también soy lo que autodenomino un (leer todo seguido) modesto diseñador gráfico creativo publicista autodidacta (¡Toma ya, muérete de envidia Don Draper!).

Pero dejemos de hablar de lo guay que soy y sigamos con la historia. En un principio sólo íbamos a vender un producto, las Clovers, un producto ultra súper mega secreto del que no os puedo decir nada todavía, pero por motivos ajenos a nuestros deseos el proyecto se está retrasando más de lo que esperaba. Así que, mientras la cosa sale o no sale, pensamos en vender otros productos satélite, como son capazos de playa, tazas, camisetas, sumi-e (un arte japonés del que ya me explayaré en un futuro post), siempre con ilustraciones originales diseñadas en casa. También me vendo al mejor postor, y no me malinterpretéis, me refiero a que hago trabajos como diseñador gráfico y creativo a quien lo solicita.

Y eso nos lleva al punto en el que estamos ahora, la tienda lleva abierta desde febrero de 2014, y si bien es cierto que los principios son duros, la verdad es que tenemos mucha ilusión. Porque aunque este proyecto nació de la necesidad, lo hemos mimado, cuidado y criado como a un hijo. Nos encanta, nos llena y nos hace felices. Y somos muy muy, pero que muy optimistas.

Querido lector, si has llegado hasta aquí, quiero darte la enhorabuena por haber soportado este tostón, o tienes mucho tiempo libre o realmente he conseguido mantener una pizca tu interés. Lo cual me hace muy feliz. ¡Gracias! *^_^*

Deja un comentario