Micropagos en los juegos para móviles, la codicia como modelo de negocio

Me considero un jugador veterano de videojuegos, me gusta mucho jugar, lo hago desde que tengo uso de razón. Nací con una consola bajo un brazo y un PC bajo el otro (mi madre lo pasó fatal en el parto), y he crecido junto con la industria del videojuego, que por cierto hace una década que factura más que la industria del cine y la música juntas, ojito (y aún recuerdo cuando mi yaya me decía que los marcianitos eran para delincuentes y gamberros).

Hace años, cuando Sony se metió en el mundillo con su PlayStation, pocos imaginábamos el daño que eso iba a hacer (y muchos lo niegan). Los videojuegos, un entretenimiento que era exclusivo, al alcance de unos pocos e interesante para unos pocos más, se convertían en ocio comercial. Desde entonces muchas empresas nuevas, y veteranas procedentes de otras industrias, se han introducido en este mundo con el fin de ganar dinero… que sí, que las empresas están para eso, pero digamos que antes había cierto amor por el trabajo. Ahora, sin embargo, sólo se busca la forma de ganar más y más dinero, con estrategias comerciales éticamente discutibles.

Uno de los modelos de negocio más deleznables es la de los micropagos, también llamados (aunque a veces de forma incorrecta) Pay2win.

Todo comenzó con los juegos de gestión, género en los que te tienes que encargar de mantener una granja, o una ciudad. No suelen tener un fin definido, la diversión radica en prosperar y ver como tu gestión hace crecer tu propiedad, por lo que nunca tienen final. En estos juegos se instalaron las primeras “tiendas online”, en las que puedes comprar la moneda específica que se usa sólo dentro del juego con dinero de verdad. Por ejemplo: Necesitas 1.000 diamantes (moneda de juego) para conseguir un súper traje/coche/edificio/planta/(ponga aquí la mierda correspondiente) que hará que el juego sea un poco más fácil. Y esto es lo que acaba arruinando la experiencia de juego.

Micropagos en Angry Birds Star Wars 2, que por cierto el juego es de pago en iOS

Micropagos en Angry Birds Star Wars 2, que por cierto el juego es de pago en iOS

Este modelo de negocio está pensado para dos clases de jugadores, el casual que no tiene paciencia para ver “crecer sus cultivos”, y el hardcore coleccionista de chorradas/trofeos/logros que le sobra el dinero o no tiene nada mejor en qué gastárselo. Pero no siempre fue así.

Antaño, cuando los juegos se “compraban”, podías encontrar un sistema de micropagos que por unos pocos céntimos podías comprar alguna tontería, normalmente estética, no añadía valor jugable al videojuego en sí. Pero te hacía gracia.

Ahora sin embargo, raro es el juego con micropagos que no tiene varios packs de compra, habiendo incluso de 89,99 €. ¿Estamos locos o qué? 90 putos euros por una compra dentro de un juego “gratis”, que además te la puedes fundir en minutos. Y ya no hablemos de los múltiples casos de niños que el sistema de educación parental consiste en: “Dale el móvil al crío para que no moleste”, y el chaval se ventila 2.000 euros en un santiamén.

Plants vs Zombis 2, el primero era de pago, éste es "gratis"

Plants vs Zombis 2, el primero era de pago, éste es “gratis”

Personalmente estoy en contra de los micropagos, son un veneno para la industria, deberían estar regulados, y parece que Google ya está tomando cartas en el asunto, aunque pienso que no es suficiente. Pero la culpa no es sólo de las codiciosas empresas que desarrollan esta basura, la culpa se comparte con los usuarios que pican en este sistema de negocio. Y claro, imagina que eres un estudio desarrollador de videojuegos, y ves como tu competencia se hace muchimillonaria con juegos basura con micropagos cuando tú has invertido 3 años de desarrollo en un juego que no ha vendido porque no lo conoce ni el tato. ¿Cual sería tu siguiente paso? Pues eso.

Y el problema grave de verdad, lo que hace tambalear los cimientos de esta industria a la que le tengo tanto aprecio, es el llamado Pay2win. Una táctica despreciable que a primera vista cuesta de apreciar, porque normalmente se descubre cuando ya estás metido de lleno en el videojuego y si ha conseguido “engancharte” acabas cayendo en las compras como si fuera heroína.

Consiste en lo siguiente: Llega un momento en el videojuego en cuestión que se hace muy, pero que muy complicado avanzar, a veces es literalmente imposible, porque necesitas “algo” que el juego sólo te da previo paso por caja. Digamos que te hace falta un ítem que SÓLO se puede conseguir pagando con euros, no con moneda de juego, que siempre hay opción de farmear más (para los profanos, farmear consiste en repetir una acción simple, una y otra vez, para conseguir recompensas, algo así como trabajar). En resumen, que no hay opción de farmear moneda de juego para conseguir la ansiada “planta” que hará el juego más fácil. Tienes que pasar por caja sí o sí.

Y lo peor viene cuando el juego es competitivo de forma online, entonces es cuando te das cuenta que el jugador que más dinero paga en el juego, es más “fuerte” y tiene mejor “equipo” que tú, por lo que es imposible ganar por habilidad (como debería ser). La frustración es total y el abandono del juego está garantizado… a no ser que pagues.

Kim Kardashian, en los últimos juegos ya hay hasta dos monedas de juego a comprar con euros

Kim Kardashian, ahora ya hay hasta dos tipos de moneda para comprar con euros

“Pues no juegues, al fin y al cabo estos juegos suelen ser gratis” me diréis. Pues sí, en parte es así. De ahí que diga que el Pay2win es una estrategia de ética dudosa, ya que te seduce, te atrae y finalmente te engaña, te hace prometer algo que no es cierto, incumple su promesa de gratuidad. Eso para mí, no es gratis. En este momento de incertidumbre, sólo queda ver como avanza la industria, esperando que el rumbo gire hacia algo más coherente, menos autodestructivo. Eso sí, ¡ni un euro!

Electronic Arts ha ganado más dinero con Los Simpsons que con muchos "juegos de verdad"

Electronic Arts ha ganado más dinero con ‘Los Simpsons’ que con muchos “juegos de verdad”, gracias a los micropagos

email

Acerca de Jorge

Empecé en el mundillo de los dibujos animados, pero ante la precariedad de trabajo dejé mi pasión por el dibujo y me busque un trabajo-aburrido "de verdad". Más tarde, "gracias" a la crisis, mi vida dio un giro de 180º, abrí un eCommerce e intenté ganarme la vida vendiendo objetos artísticos. Pero la precariedad de salario era incompatible con mi hipoteca. Ahora, por suerte, vuelvo a tener un trabajo "de verdad", estoy contento y tranquilo, y puedo dedicarme a este blog de tanto en tanto.

4 pensamientos en “Micropagos en los juegos para móviles, la codicia como modelo de negocio

  1. […] Voy a hablar sobre la lacra de los micropagos en los juegos para móviles. Pero como es otro tema diferente mejor lo hacemos en otra entrada. […]

  2. vicvic dice:

    Excelente. Opino exactamente igual. Cuando empecé a leerlo pensaba que pondrías alternativas de juegos a los de micropagos. En mi caso estoy buscando un tipo clash of clans(estrategia) sin micropagos. Lo único que he encontrado es el warcraft2 (wargus) que resulta injugable. Porque es una adaptación de pc…

  3. vicvic dice:

    acabo de ver el enlace en el que Google toma cartas en el asunto me río jajajaja. han quitado la opción de gratis pero también han quitado el top de pago. por lo que si quiero encontrar juegos de pago ahora no puedo. qué buena gente está de Google siempre pensando en las personas y no en las empresas.

  4. Jorge dice:

    Hola vicvic, quiero pedirte disculpas por tardar tanto en aprobar tus comentarios, la verdad es que tengo un nuevo trabajo que me absorbe todo el día y tengo el blog un poco olvidado (muy a mi pesar)… eso y que no sé porque WordPress ya no me avisa de nuevos comentarios por moderar.

    Siento no poner enlaces de juegos alternativos, no lo hice porque esta entrada pretende ser atemporal, y el tema de poner juegos… tendría que hacerlo al menos una vez al mes para que no se quedase obsoleto. Y mi intención no era esa tampoco jeje.

    Lo que dices de Google es bien cierto, también me hizo gracia cuando dio que iba a meter “mano” en el asunto… y al final su solución da risa. Pero es que tampoco puede morder la mano que le da de comer, ¿no?

    Saludos.

Deja un comentario