Carnaval de Venecia 2017 (Parte 2)

Tal y como te contaba hace semana y media, en Venecia se celebra uno de los carnavales más bonitos y famosos del mundo… y de los más elegantes.

Hoy te quiero explicar cómo vivimos Asun y yo este carnaval, pero no lo hicimos como simples espectadores, sino como parte de los protagonistas, ya que alquilamos unos trajes de época para disfrutar del carnaval en todo su esplendor.

Un ejemplo de lo currados que iban algunos participantes del carnaval

Viviendo el carnaval desde dentro

Como ya dije, la gracia de visitar Venecia es perderse por sus callejas y canales, descubrir rincones secretos y dar media vuelta, porque para llegar a tu destino el camino está cortado. Pues ahora imagínate eso mismo, pero ataviado con un elegante traje de época, es como viajar en el tiempo, una experiencia única.

Nos llevó como 30 minutos vestirnos en el hotel; hay que ver cómo se complicaba la nobleza hace tres siglos a la hora de vestirse. Nos hospedamos en el Hotel Ca’ Leon d’Oro, un hotelito muy pequeño y con muchísimo encanto, con unas habitaciones minúsculas con muebles de época, muy acogedor y recomendable. Ya en el exterior, nos encontramos en el Campo San Bartolomio, una placita que está a escasos 50 metros del Puente de Rialto, por lo que te puedes imaginar que es una plaza muy concurrida.

De repente, una vorágine de turistas se abalanzó sobre nosotros para hacernos fotos, como si un par de actores famosos hubieran asomado por la esquina, lo cierto es que cuesta avanzar ante tanto “please, photo!”. Suerte que llevábamos nuestras máscaras venecianas o nos habríamos muerto de vergüenza.

Posando con trajes de época

Una vez nos hicimos a la idea, fuimos poco a poco a la plaza de San Marco, donde estaba todo el meollo. Lo que debía ser un trayecto de 15 minutos se transformó en una odisea de casi una hora. Ese día era domingo, y el evento principal era “El vuelo del ángel”. Consiste en descender por una tirolina mecánica a la ganadora de un concurso de belleza, ese descenso empezaba en el campanario de la basílica y termina en el otro extremo de la plaza.

Iniciando el “vuelo”

No apto para personas con vértigo

Comienza el “vuelo”

Para que te hagas una idea de la altura

Una vez acabó “El vuelo”, todo el mundo tuvo la misma idea, irse de la plaza (a comer que ya era la hora), así que decidimos esperar a que se evacuase para movernos. Nos llevó otra hora salir de la plaza. Lo que demuestra que los problemas de Venecia con la sobre explotación turística son muy reales. Pero claro, ¿cómo se sustentaría una ciudad que sólo vive del turismo si lo regulas en exceso? No es una pregunta que tenga fácil respuesta.

Nos quedamos cerca del Gran Canal para hacer unas fotos (y que nos las hicieran ya de paso), aquí vimos trajes realmente muy currados, y muchos de ellos habían sido cosidos por los propios “cosplayers” (¿cómo se dice esto en castellano?). Horas y horas de trabajo invertidas en cada traje, cosidos con mucho mimo e ilusión.

La imaginación no tiene límites

Fíjate en el nivel de detalle, es brutal

Esta chica reinventó el término “abrazafarolas”

Heidi volvió al campo para ser pastora

Su nombre es Íñigo Montoya.

Estos zapatos merecían estar en este blog

En la parte sur de la plaza San Marco hay un local llamado Café Florian, es de visita obligada por su gran belleza, pero ojo, aquí tomarse un té cuesta 14 €, un pastelito a partir de 16 €… por eso la gran mayoría de visitantes se conforman con verla desde el exterior. Pero vale la pena entrar y tomarse algo, sin duda es la mejor forma de disfrutar de la decoración interior, y más si vas vestido de época.

En la entrada del Café Florian

El interior es exquisito

Aquí aún no sabía lo que me iban a cobrar (por eso sonrío)

Cae la noche

Venecia es una ciudad muy segura, se puede caminar por las calles con mucha tranquilidad. Y créeme que algunos callejones dan muuuucho yuyu. Así que a Asun y a mí se nos ocurrió hacer unas fotos chungas.

Asun está asustada ¿Por qué, por qué?

Soy yoooo, me he vuelto chungo después de la factura del Café Florian

Aquella noche teníamos otro evento, habíamos comprado entradas para un concierto de cámara en la Scuola Grande di San Teodoro, para ver “Las Cuatro Estaciones” de Vivaldi. Espectacular. Muy bien interpretada por los músicos, especialmente el 1er violín, impresionante. Y la gracia es que además también van vestidos de época. Si te gusta la música clásica, hay muchos conciertos en las grandes escuelas venecianas, como en ésta o en la Scuola Grande dei Carmini, en la que disfrutamos de ópera, ballet y música clásica.

Le mira mal porque falló una nota

¡Éste! Este tío, es el puto amo… y lo sabe

Al día siguiente…

Nuestro último día en Venecia nos lo tomamos con más calma. Ya vestimos de forma normal, y nadie nos paraba para hacernos fotos, era extraño. Hay que ver lo rápido que se acostumbra uno a la fama.

Llegamos de nuevo a la plaza San Marco y coincidimos con la final de uno de los muchos concursos de disfraces que se celebran durante todo lo que dura el carnaval. Nos quedamos hasta el final, ya que había trajes de lo más elaborados que vimos en todo el fin de semana. Una curiosidad, la ganadora del concurso fue una chica francesa.

Mis favoritos… perdieron

Más participantes

A la izquierda los finalistas, a la derecha la ganadora

Y esto es todo. Espero que te haya gustado, viajar a Venecia es muy recomendable si te gusta el turismo cultural, pero si lo haces en carnaval es una experiencia única, especialmente si te disfrazas con traje de época. A Asun y a mí nos gustó mucho, pero mucho mucho, tanto que quién sabe si el año que viene repetimos.

Me despido…

Me despido…

email

Acerca de Jorge

Empecé en el mundillo de los dibujos animados, pero ante la precariedad de trabajo dejé mi pasión por el dibujo y me busque un trabajo-aburrido "de verdad". Más tarde, "gracias" a la crisis, mi vida dio un giro de 180º, abrí un eCommerce e intenté ganarme la vida vendiendo objetos artísticos. Pero la precariedad de salario era incompatible con mi hipoteca. Ahora, por suerte, vuelvo a tener un trabajo "de verdad", estoy contento y tranquilo, y puedo dedicarme a este blog de tanto en tanto.

Un pensamiento en “Carnaval de Venecia 2017 (Parte 2)

  1. […] una segunda entrada te explicaré más cositas del carnaval de Venecia, qué se puede hacer, donde ir, y sobre todo […]

Deja un comentario